Category Noticias

Cuántas aventuras habremos compartido Kiko Tovar y yo. Cuántos viajes, hoteles, casas, escenarios, comidas, cenas, noches de bohemia y tantas historias. Desde que compartimos proyecto con los Cinco Tristes Tigres, continuamos trenzando nuestras trayectorias. Primero bajo el nombre de Concéntricos y más tarde con un proyecto “mas serio” llamado Cronopios, con el que grabamos un disco: Cantando en balde.

Sin embargo, en ese disco no llegamos a incluir esta canción que surgió de una conversación en la barra de un bar de la calle Concha Espina de Madrid. Allí, nuestro amigo Rafa nos contó una visita a una de esas granjas de pollos. Y ya toda la conversación giró en torno a los hábitos de alimentación actuales y las condiciones de los animales en las granjas.

Por la noche le envié a Kiko unos apuntes sobre la canción. Ya no había marcha atrás, había surgido la chispa de una canción, solo había que seguir la llama. Al poco tiempo teníamos canción: Yo, el pollo. Cuando la cantamos en directo notamos que la canción conectaba con el público y entró directamente a formar parte del equipo titular del repertorio.

En estos días de confinamiento nos pusimos de acuerdo para grabar una nueva versión confinada y he aquí el resultado. Ha pasado el tiempo y las nuevas generaciones vienen cantando fuerte. Ojo al final del video. ¡Tenemos el relevo asegurado! Amor, mucho amor.

Versión confinada de la canción «Yo, el pollo»