Con muchísima ilusión os anuncio que el próximo 8 de abril estaré actuando en CentroCentro,...
En ese viaje, descubrí a una artista a la que ya nunca he podido dejar de escuchar: Adriana Calcanhotto. Mi admiración no ha hecho más que crecer en estos años. El otro día, por la mañana, volví a sus melodías y realicé esta adaptación al castellano de una de sus sensacionales canciones: “Vambora”.
Pero este verano ha sido muy especial porque me dijo que quería componer una canción. ¡Ya estábamos preparados! Así que diseñamos la estructura y la temática. Hicimos un mapa de emociones dentro de la canción.
Comienza el concierto. Sensación extraña. Todo el público inmóvil, con sus mascarillas y muy distanciados unos de otros. Poco a poco fui entrando en lo que los ingleses llaman mood. Las sensaciones que se viven en un escenario son extraordinarias
Desde aquí podéis visitar la página de Earz Studios (¡tienen grandes ofertas!) y escuchar una confinada tarde de charla con Ángel Aznar. Abrazos.
En estos días de confinamiento nos pusimos de acuerdo para grabar una nueva versión confinada y he aquí el resultado. Ha pasado el tiempo y las nuevas generaciones vienen cantando fuerte.
Llevaba unos días con una progresión de acordes muy melancólica. Dándole forma. Estaba buscando su sitio. Por otro lado me llegaron unas imágenes de Madrid absolutamente vacío.
En la iglesia, abierta 24 horas, hay carteles por todos lados que dicen “puedes llevarte lo que necesites”. Yo me llevé unos sacos de esperanza y una lección de vida. ¡Gracias!